Alfonso del Moral (Murcia, 1992) muestra ya desde pequeño su interés por la pintura. Su familia, sensible a esta vocación, lo inscribe en la academia de pintura Arlés donde se forma con Pablo Hernando y Ana Vázquez en expresión artística durante quince años. Más tarde conoce a Pedro Cano, quien se convertirá en su maestro. Poco a poco se va construyendo un nombre a pesar de su juventud y de compaginar el oficio de artista con sus estudios en Derecho y consigue introducirse en el mundo del arte de su ciudad. Finalmente decide abandonar la carrera de jurista para dedicarse a su pasión y en 2017 se traslada a Valencia para iniciar sus estudios en Bellas Artes y así completar su formación. Sus amplios intereses en otros campos como la danza, la música o la historia complementan su acervo cultural y aportan una visión interdisciplinar a su obra.

Alfonso empieza a moverse en el circuito artístico de su ciudad con exposiciones individuales como Ándalus en la Galería Chys en 2017 o en numerosas colectivas organizadas por galerías o por el propio Ayuntamiento de Murcia, como Los Jardines del Mediterráneo en el Museo de la Ciudad de Murcia. También fuera de España recibe su reconocimiento, como el Tercer Premio Internacional de Acuarela en el Festival de la Alegría de Chaouen, Marruecos; o el Premio Marche d’Acqua de la bienal internacional de acuarela del Museo della Carta e della Filligrana. Gran parte de su éxito viene dado por su capacidad retratística, habiendo recibido encargos para pintar a diversas personalidades, como dos Rectores de la Universidad de Murcia, entre otros. Su fama en la capital murciana viene dada también por los carteles que ha realizado para distintos eventos de la ciudad, como el de la Feria Taurina de 2016, el centenario del Real Club de Tenis de Murcia en 2019 o el del Festival Murcia Tres Culturas 2021, esto explica que su criterio artístico sea tomado en cuenta incluso para ser jurado del XVII Premio de Pintura de la Universidad de Murcia en 2017. Se ha llegado a decir de él que conforma, junto con otros artistas, la nueva “Escuela de Murcia” de pintura; y su compromiso con el arte en su ciudad es tal que funda con un grupo de amigos artistas la Agrupación de Acuarelistas de la Región de Murcia en 2015.